Que mantenimiento lleva un auto eléctrico?

Si bien es cierto que los autos eléctricos no necesitan cambios de aceite o ajustes del motor, todavía requieren un cuidado básico.

por Sony Pichula
457 vistas 5 minutos de lectura
mantenimiento auto eléctrico

A pesar de ser  un tema relativamente medio nuevo , hace solo unos años, los autos eléctricos se han convertido en tendencia y hoy están en casi todas partes . Más allá de su capacidad de liberar a los propietarios de viajes constantes a cargar combustible a las estaciones de servicio, los vehículos eléctricos ofrecen un par instantáneo, un viaje tranquilo y una experiencia futurista. Si bien estos vehículos suelen ser más caros de comprar, equilibrarlo es el hecho de que son menos costosos de mantener con el tiempo.

Debatimos por qué es eso.

Los vehículos eléctricos tienen menos partes móviles

Un vehículo eléctrico no tiene un motor tradicional de combustión interna, que requiere aceite y tiene docenas de partes móviles. Eso significa que, a diferencia de los propietarios de vehículos a combustión, los eléctricos no tendrán que pasar por los lubricentros o reemplazar los filtros  y otros artículos consumibles. No hay bujías, ni bobinas de encendido, ni correas o tensores que se desgasten. Más allá de las piezas móviles que se desgastan, los vehículos eléctricos también carecen de sistemas de escape, lo que significa que no hay silenciador ni convertidor catalítico para reemplazar.

La mayoría de los EV tienen una especie de transmisión que contiene un lubricante que es posible que deba revisarse y tal vez incluso reemplazarse, aunque el reemplazo, si es necesario, generalmente no se realiza con mucha frecuencia. Si es necesario revisar el lubricante de la transmisión o reemplazarlo y cuándo, se puede determinar consultando la sección de mantenimiento del manual del propietario del vehículo.

Tres de los vehículos eléctricos más populares son el Chevrolet Bolt EV, el Nissan Leaf y el Tesla Model 3. De ellos, solo el programa de mantenimiento del Leaf menciona siquiera la verificación del nivel de lubricante de la transmisión y aunque se supone que eso debe hacerse anualmente, puede ser solo una verificación visual 

Mientras tanto, otros fabricantes pueden incluir eso como parte de la verificación del distribuidor, incluso si no se menciona específicamente en el programa de mantenimiento. Durante ocho años o 120,000 millas, en lo que respecta al programa de mantenimiento, no hay cambios de aceite de engranajes de reducción recomendados para el Leaf de generación actual.

Menos uso del sistema de frenado

Si alguna vez has conducido un EV, habrás experimentado un frenado regenerativo de alguna forma u otra. El sistema convierte efectivamente el motor eléctrico en un EV en un generador y puede ralentizar un vehículo, a veces hasta detenerse — y sin frenar. Esto ahorra desgaste en las pastillas de freno y los rotores, pero también preserva el líquido de frenos y los componentes del sistema de frenado, que se utilizan para generar la presión necesaria para operar los mismos. Esto es lo que se conoce como conducción de un pedal, lo que significa que el conductor solo necesita levantar el pedal del acelerador para reducir la velocidad del vehículo en lugar de usar los frenos.

Todavía hay costos de mantenimiento de los EV

Menos mantenimiento no significa que nunca tengas que hacerle ningún chequeo. Los autos eléctricos aún enfrentan muchas de las mismas reparaciones, por ahi molestas, y costosas, y necesitan cuidar muchos de los mismos artículos de mantenimiento de rutina que los propietarios de vehículos de combustión.

Fluidos y elementos reemplazables

Los vehículos eléctricos tienen filtros de aire de habitáculo, escobillas de limpiaparabrisas, líquido para lavaparabrisas y líquido de frenos. Todas esas cosas necesitan atención y reemplazo con el tiempo.

Desgaste y rotación de neumáticos

Los autos eléctricos todavía usan neumáticos y, en algunos casos, pueden quemar el caucho más rápido que sus contrapartes a combustión. El par instantáneo que produce un motor eléctrico puede hacer que algunos conductores les dé por pisar de más el acelerador,  por lo que los neumáticos se adhieren  más rápido con los arranques rápidos. Incluso los conductores sensatos deben rotar sus neumáticos, tal como lo harían en un vehículo normal.

Componentes de suspensión y tren delantero y trasero

Los sistemas de suspensión en vehículos eléctricos funcionan de la misma manera que lo hacen en vehículos a combustión. Esto significa que, con el tiempo, los golpes y desgastes que provienen de la conducción normal pueden causar daños, lo que eventualmente requerirá una reparación o reemplazo.

Mantenimiento, control y reemplazo de las baterías

Aunque el resultado final el mantenimiento de EV es que es probablemente le costará menos que con un vehículo propulsado por un motor de gasolina, hay sigue siendo cuestión de baterías y precios de las baterías.

primer plano del auto mecánico saltando batería

 

Los motores de un automóvil eléctrico reciben energía de una batería, que con el tiempo puede descargarse y perder parte de su capacidad inicial. A medida que esto vaya sucediendo, tendrás un par de opciones. Puedes cambiar la batería, que para algunos automóviles puede ser prohibitivamente costosa, ó decidir vender el automóvil y seguir adelante, pero los automóviles sin una batería en pleno funcionamiento no tienen un buen precio.

Finalmente, podrías ignorar el problema y seguir usándolo hasta que la batería diga “basta!” pero preparáte para ver otros problemas en el camino. Con esta opción, puede llegar a un punto en el que ya no tengas suficiente potencia para componentes como el sistema de aire acondicionado, que requieren batería para funcionar.

Muchos fabricantes de automóviles ofrecen garantías largas sobre sus baterías, que pueden cubrir un vehículo por hasta 200,000 kms en algunos casos, pero incluso los mejores vehículos eléctricos necesitarán un reemplazo de batería en algún momento de su vida.

Consumo y eficiencia de la batería de un coche eléctrico

El consumo y la eficiencia van a depender del uso que le vayas a dar a un auto eléctrico. Para entenderlo, la batería es como el depósito de un auto diésel o naftero. Si en lugar de ir a 120 km/h vas a 150 km/h, el consumo de combustible aumenta. Lo mismo ocurre con los vehículos eléctricos: a mayor velocidad, más resistencia aerodinámica y mayor consumo. Otros ejemplos: si conectas el aire acondicionado, el consumo de energía también es mayor. Si subes un puerto de montaña, la batería se vaciará antes por el mayor esfuerzo que le exiges al motor.
Si circulas por ciudad con un auto eléctrico la batería no se descarga tanto gracias a los frenos regenerativos o a la recarga por la inercia (si dejas de acelerar, el auto empieza a recargar la batería).

Te puede interesar...