Nuevo Sandero: Lo veremos por acá?

por Marcelo Feliú
170 vistas 3 minutos de lectura
DACIA SANDERO 2020

La tercera generación del Sandero estrena nuevo diseño y plataforma en Europa, al igual que otros modelos del Grupo Renault.

En Europa, el Dacia Sandero es un auto muy popular, tanto asi que lleva más de 2 millones de unidades vendidas desde su aparición en el mercado en el 2017, aún bajo la categoria de «segunda marca de» Renault.

Ante tal éxito de ventas, el modelo siguió intentando adaptarse a las nuevas exigencias de seguridad, hasta llegar a esta parte de su historia donde, sin dudas, a logrado sobreponerse a costos mínimos.

Puntualmente, lo más destacable (más allá de lo estético) es la incorporación de la plataforma denominada CMF-B, que es la misma que Renault está utilizando en los últimos modelos del Clío, Captur y también del Nissan Micra. Esta plataforma garantiza la aplicación de nuevas ayudas de conducción y ponerlo en carrera con interesantes niveles de seguridad y equipamiento.

sandero frente

Las dimensiones del nuevo modelo son casi idénticas a la de la versión anterior: sólo son 2 cm. más largo. La diferencia la dá la nueva distancia entre ejes, que aumenta ahora 1.5 cm.

El look es más moderno. Destacan los nuevos faros LED delanteros con una forma en «Y», y la parrilla que tiene un aire a los nuevos modelos de Fiat del Mercosur, o no?.

Por su parte, tambíen notamos esa característica forma en los faros traseros.

dacia sandero trasera

A simple vista, el nuevo Sandero destila calidad, y hasta cierta robustez. Las lineas del auto son bastante fluidas, esto gracias a un techo 2 cm. más bajo, que retrocede hasta la antena al final del mismo. La distancia al suelo sigue siendo de 133 mm con carga, pero los pasaruedas ensanchados y nuevos voladizos centrales lo hacen parecer más bajo.

sandero interior

El interior también ha experimentado un gran salto de calidad, completamente renovado, más ergonómico y con algunos mandos que nos recuerdan al Renault Clio. Los asientos delanteros ahora cuentan con reglajes múltiples, y lo mismo ocurre con el volante, mientras que en la consola central destaca en su parte superior una pantalla táctil de 8 pulgadas que integra radio, telefonía y navegación. También es compatible con Apple CarPlay y Android Auto.

La gama se compone únicamente de tres propulsores nafteras, de tres cilindros y 1.0 litros, siendo estos los SCe 65, TCe 90 y TCe 100 Eco-G. El primero de ellos es un bloque atmosférico con 65 CV, asociado a una caja de cambios manual de cinco relaciones, mientras que las otras dos opciones recurren a la turboalimentación para ofrecer 90 y 100 CV, respectivamente.

Una novedad importante la encontramos en la incorporación de una caja de cambios automática del tipo CVT que puede ir asociada al motor TCe 90, el cual también se puede acoplar a una transmisión manual de seis marchas. La alternativa bi-fuel solo está disponible con esta última opción.

De momento, la estrategia de reducción de emisiones de CO2 de la marca pasa exclusivamente por los motores bifuel, nafta y gas licuado de petróleo (GLP). Y no hay híbridos de cualquier tipo, y tampoco hay versión diésel.

 

Te puede interesar...